El cambio climático “prende las alarmas” en el sector cafetero

COMPARTIR

El profesor brasileño Luiz Carlos Baldicero, de la Universidad Federal de Alagoas, destacó la gran influencia de fenómenos como El Niño y La Niña en el clima y consecuentemente en la caficultura.

Agricultura & Ganadería

(CNC Noticias – Diciembre 5 de 2017).- Tal vez algunos no se han dado cuenta de los efectos del cambio climático en el sector agrícola o sencillamente han dejado pasar inadvertidos sus impactos, pero lo cierto es que la situación es preocupante. Por ejemplo, en la producción de café ya asomaron los primeros síntomas.

En efecto, la cosecha cafetera cayó cerca de 30% en el último trimestre de esta año, porcentaje que representa unas 600 mil toneladas de café, comenta el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez Vallejo, quien mostró su preocupación por estos resultados al instalar hoy la versión 85 del Congreso Nacional de Cafeteros, el cual irá hasta el jueves próximo en Manizales (Caldas).

Las lluvias que azotaron los campos colombianos en este año y los guiños de una posible presencia del fenómeno de La Niña en 2018, no permiten pensar cosa distinta a que la producción de café puede registrar bajas sustanciales en las próximas cosechas. Y lo preocupante es que estamos indefensos frente a los efectos del cambio climático, precisa el dirigente gremial.

La solución es tener nuevas variedades resistentes al cambio climático, pero eso es una labor de investigación que tarda tiempo, explica Roberto Vélez, quien de manera resignada atina de decir que solo queda “cruzar los dedos”.

Colombia debe mantener su participación mundial

(Federecafé – Diciembre 5 de 2017).- Colombia debe mantener su participación en la producción mundial de café, para lo cual requiere elevar la productividad a niveles de 21 sacos de café por hectárea, planteó hoy el Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Roberto Vélez, en el marco del 85 Congreso Nacional de Cafeteros.

Esta meta, anotó, es realizable dado que hay departamentos como Caldas, Antioquia y Huila donde la productividad ya está en estos niveles, lo que requerirá elevarla en otros con menores productividades. En promedio en el país cafetero se producen 18,7 sacos por hectárea a la fecha.

“Los cafeteros de Colombia queremos mantener la participación en la producción mundial y en las exportaciones de café. (…) Vería con tristeza que en 10 o 15 años alguien diga que nos dejamos quitar el 12% y somos el 8% o 5% de la caficultura mundial”, expuso.

Vélez Vallejo recordó que el consumo mundial del grano crece a niveles de 2 millones de sacos al año. “Si uno quiere ser 12% de ese pastel nuevo, debe producir entre 2,5 o 3 millones de sacos más, lo que implicaría pasar de 14 a casi 17 millones de sacos (al año) a 2030”, anotó.

“Debemos hacer un esfuerzo en el resto del país para llegar a 21 sacos por hectárea. Con tres saquitos más en promedio, ahí tenemos 2,7 millones de sacos más sin tocar el área cafetera, simplemente elevando la productividad. (…) El reto es llevar toda la caficultura colombiana a los niveles de los primeros departamentos productores”, anotó.

En esta misma línea, el directivo expuso brevemente algunos de los principales avances en las pruebas de cosecha asistida para elevar la productividad, que en el caso de las mallas, dejando caer los granos al suelo, aumentan entre 80 y 100% los volúmenes de recolección.

Vélez Vallejo recordó el gran eco que, con eventos como el Primer Foro Mundial de Productores de Café, ha tenido la voz de liderazgo de Colombia para que todos los actores de la cadena sean más corresponsables en mejorar el ingreso del eslabón más débil, los productores.

“Hoy es Colombia la que tiene las miradas puestas de las 25 millones de familias en el mundo entero diciendo ‘¿qué hacemos, para dónde vamos, cuál es el camino, con quién negociamos?, encontremos respuestas’, y eso hemos hecho como país”, refirió.

En materia ambiental, el Gerente General reveló que la caficultura colombiana absorbe mucho más dióxido de carbono (4 millones de toneladas) que el que emite (700 mil toneladas), lo que arroja un balance positivo de 3,3 millones de toneladas.

Avances en materia de seguridad social, educación, desarrollo de infraestructura, agregación de valor a la producción de café (con récords en ventas de Buencafé y en visitas a la cadena de tiendas Juan Valdez), comunicación al caficultor (con nuevos modelos como “Conversemos con el Gerente”, que le han permitido tener encuentros cara a cara con más de 8 mil cafeteros) y el crecimiento de exportaciones de pequeñas cantidades también fueron presentados por el Gerente.

Experto brasileño prevé épocas frías

Durante su ponencia a los delegados al Congreso Cafetero, el profesor brasileño Luiz Carlos Baldicero, de la Universidad Federal de Alagoas, destacó la gran influencia de fenómenos como El Niño y La Niña en el clima y consecuentemente en la caficultura.

Y al explicar que el Sol va a entrar en un periodo de menor actividad, se pueden prever a futuro más bien periodos fríos que calientes. “Con la variabilidad climática tenemos que planear mejor”, advirtió.

Baldicero invitó a cuidar los recursos naturales y el ambiente, y felicitó a los caficultores colombianos por las medidas que están adoptando en la materia.

DEJE UN COMENTARIO