Alerta por caída del precio internacional de la leche

COMPARTIR

La caída afectaría severamente a productores nacionales, quienes verían reducido aún más su ingreso por aumento de importaciones en lo que resta del año y en 2018, advierte Fedegán.

Agricultura & Ganadería

(Fedegán – Noviembre 8 de 2017).- José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de Fedegán, afirmó que desde septiembre la tendencia de los precios en los mercados lácteos es a la baja, pero se ha profundizado en el último mes.

En efecto, mientras que en agosto de 2017 la tonelada de leche en polvo entera se cotizó en US$3.665 en el mercado europeo, US$3.158 en el de Oceanía y US$3.412 en el de Estados Unidos; para la primera semana de noviembre los precios de dichos mercados fueron de US$3.050 para Europa y Oceanía y US$3.097 para el americano, con una caída promedio de 10% en tan solo tres meses.

Esta semana inició con una fuerte caída en la subasta de Fonterra, registrando una baja de 5,5%, con lo que la cotización descendió a los US$2.852 por tonelada.

El comportamiento de hoy, agrega Lafaurie, no es inesperado pues es el resultado del aumento de la producción mundial.

Aumento de la oferta de leche y tasa de cambio

La combinación de baja de precio en el mercado internacional con una menor tasa de cambio de pesos por dólar habilita la posibilidad de aumentar las importaciones extra cupo para este año, pero su impacto será más fuerte en 2018 cuando hay nuevos cupos y se podrían importar, con base en los TLC, 15.744 toneladas de leche (9.744 ton de Estados Unidos y 6.000 ton de la UE).

“A la par, nuestra tasa de cambio promedió, entre enero y agosto de 2017, los $2.942, y el precio internacional fue de US$3.228 por tonelada en el mismo periodo. Si la tasa de cambio se mantiene alrededor de los US$2.942 mencionados, pero el precio internacional cae por debajo de los US$2.586, se perdería toda protección y sin duda las importaciones crecerían con más dinámica, generando en el marcado interno una sobre oferta que impactará los precios internos a la baja”, sentenció el presidente de los ganaderos.

La alerta láctea

En lo corrido de 2017 hasta agosto ingresaron al país 31 mil toneladas de leche. Este volumen es más del doble de los cupos por TLC que suma 14.446 toneladas.

En este lapso se utilizó todo el contingente de los Estados Unidos (8.858 toneladas) y se compró adicionalmente 4.000 toneladas. También se utilizó el 68% del contingente de la UE (3.800 toneladas), lo cual indica que aún podrían entrar de ese continente, aproximadamente 1.800 toneladas más en lo que resta del año, sin contar con la posibilidad de que ingresen más importaciones de Estados Unidos.

De darse esta previsión, en medio de un mayor oferta de leche de origen nacional que viene en el último trimestre del año proveniente del trópico bajo, hará que los precios internos se depriman aún más, colocando a los ganaderos en difíciles condiciones, generando pérdidas, con lo cual vendrán días difíciles para el sector, advirtió el dirigente gremial.

“Pero la alerta también se extiende para el inició de 2018, pues seguramente para el primer trimestre del año los precios internacionales estarán rondando los US$2.500, y además se tendrán cupos nuevos y de mayor tamaño en los TLC de Estados Unidos y la Unión Europea (9.744 toneladas y 6.000 toneladas, respectivamente).

Así las cosas, se prenden las alertas ante mayores importaciones que terminarían por deteriorar aún más el ingreso de nuestros productores”, concluyó Lafaurie Rivera.

DEJE UN COMENTARIO