Gremio cafetero urge a adoptar medidas oficiales que alivien crítica situación de productores

COMPARTIR

* Comité Directivo y el Gerente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) reiteran su urgente llamado al Gobierno para buscar prontas soluciones para la situación que vive el sector.

* Intervenciones por parte del Banco de la República en el mercado cambiario serían de gran ayuda para frenar la revaluación sin modificar las metas de inflación.

* La organización gremial de los cafeteros colombianos, de manera proactiva y responsable, viene trabajando en varios frentes, que sin embargo han sido insuficientes para neutralizar la caída del precio del café, lo cual empieza a generar malestar en las regiones productoras.

Agricultura & Ganadería

(FNC – Abril 16 de 2018).- Preocupado por la caída del precio interno del café asociada a la acelerada revaluación del tipo de cambio, el gremio cafetero se declaró hoy a la espera de medidas oficiales urgentes que puedan resultar de alivio para las más de 550 mil familias que viven del grano y que contribuyen decididamente a la economía y el desarrollo rural del país.

Conscientes de la escasa disponibilidad de recursos del presupuesto nacional, el Comité Directivo y el Gerente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) reiteran su urgente llamado al Gobierno a buscar soluciones creativas que ayuden al sector cafetero a superar la actual situación.

Adicionalmente, y en ese mismo sentido, en carta enviada a la Junta Directiva del Banco de la República, el Gerente General de la FNC, Roberto Vélez Vallejo, advierte que desde el pasado 31 de diciembre a la fecha la revaluación ha generado una caída del precio interno de compra del café de 10.6%, lo que ha impactado negativamente el ingreso de las familias caficultoras del país.

El precio interno de compra del café está determinado por la tasa de cambio y el precio externo del café colombiano, que ha caído 6% en el mismo lapso, y en buena medida esta caída se debe a la apreciación del peso frente al dólar, de modo que las variaciones del precio del café son en gran medida fenómenos de mercado sobre los cuales la FNC no tiene mayor poder de afectación.

“La apreciación sostenida del peso frente al dólar puede ser alterada temporalmente por intervenciones del Banco de la República en el mercado cambiario, sin modificar las metas de inflación objetivo que se ha propuesto alcanzar en los próximos años”, anota Vélez Vallejo en la misiva.

Gremio cafetero continúa trabajando para aumentar la productividad, reducir los costos y mejorar la rentabilidad

En la carta a la Junta del Banco de la República, el Gerente General también recordó que la organización gremial de los cafeteros colombianos, de manera proactiva y responsable, viene trabajando en varios frentes, tales como:

a) lograr una caficultura productiva y rentable, adaptándola al cambio climático, procurando que el parque cafetero se mantenga joven, libre de enfermedades.

b) innovando para hacer más eficiente el uso de la mano de obra en la recolección y así reducir costos.

c) promoviendo proyectos de cafés especiales que generen primas adicionales en los precios que recibe el caficultor.

d) liderando a nivel mundial la búsqueda de la corresponsabilidad de los diferentes agentes en la cadena de valor sobre el futuro de la caficultura.

Y recalcó que todas estas acciones son aún insuficientes para neutralizar la caída del precio del café, la cual empieza a generar profundo malestar en las regiones caficultoras del país, pues ese nivel de precio empieza a generar pérdidas en algunas regiones productoras.

Cabe recordar que gracias al café una buena parte del territorio nacional ha sido, a lo largo de la historia, territorio de bienestar y paz, por el empleo que genera y los encadenamientos que conlleva, por lo que la Junta Directiva del Banco de la República debe ser consciente de las consecuencias negativas que para las exportaciones tradicionales como el café y las no tradicionales implica una revaluación del peso generada por razones exógenas, distintas al aumento de la competitividad del aparato productivo colombiano.

DEJE UN COMENTARIO