Sistema automático previene deshidratación y muerte de pollos

COMPARTIR

El prototipo de bajo costo controla el nivel de agua y de temperatura en galpones para pollos. Los creadores explican que su propuesta utiliza tres rangos de temperatura detectados por medio de dicho sensor que además se pueden modificar según las necesidades de los clientes y el ambiente del lugar donde esté el galpón.

Agricultura & Ganadería

(UN – Agosto 29 de 2017).- Los estudiantes Cristian Daniel Rosero, de Ingeniería Electrónica, y Cristian Camilo Arévalo y Jairo Alonso Bastidas, de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, agregan que su diseño –pensado para los avicultores colombianos– consta de dos sensores de humedad instalados en uno de los bebederos del galpón.

Uno de los sensores se encuentra en nivel bajo de agua e indica la cantidad que hay en el bebedero. Cuando el líquido empieza a agotarse se enciende una electroválvula conectada a una fuente que rellena de nuevo el recipiente hasta que otro sensor indica que ha alcanzado la medida máxima.

“Una vez se cumple el proceso, la electroválvula se apaga automáticamente y suspende al instante su flujo manteniendo un control permanente de agua, lo cual evita su desperdicio y garantiza la hidratación de los pollos”, señala el estudiante Rosero.

Control de temperatura

Otra innovación del prototipo diseñado se relaciona con el grado de temperatura del galpón, que en este caso es controlado por medio de un termostato dispositivo-sensor.

Los creadores explican que su propuesta utiliza tres rangos de temperatura detectados por medio de dicho sensor que además se pueden modificar según las necesidades de los clientes y el ambiente del lugar donde esté el galpón.

“Si la temperatura es alta, se activa el sistema de ventilación para controlarla; si es muy baja se activa un sistema de calefacción”, precisa el estudiante Bastidas.

El sistema funciona con circuitos eléctricos y electrónicos programados por medio de un sistema arduino (tarjeta de hardware y software), el cual alimenta simultáneamente la electroválvula y los ventiladores.

Para el diseño, los estudiantes revisaron tres galpones de fincas cafeteras de San Peregrino, Neira y Tareas, en Caldas.

En ellas identificó que los galpones no tienen un control adecuado de agua para la crianza de los pollos, debido a que todo lo hacen de forma manual. Esta situación expone a los animales a enfermedades y muertes por la deshidratación o por el consumo de agua estancada.

Ofrecer un buen ambiente automatizado para las aves genera reducción de errores humanos, precisión en los procesos, reducción de muertes y enfermedades, lo que garantiza una mayor productividad para los avicultores.

DEJE UN COMENTARIO