AGRO 2020: Finagro superó planes indicativos de crédito para el sector agropecuario

COMPARTIR

* Entre enero y noviembre de 2020, los sectores con mayor crecimiento en cuanto a número de colocaciones fueron caña de azúcar, unidad campesina, turismo rural, actividades complementarias, ganado doble propósito, ovinos caprinos, forestal, plátano, arroz y papa.

 * Gracias al trabajo de Finagro, se aumentó la oferta de modelos de aseguramiento disponibles como el seguro pecuario y el seguro acuícola. Se registraron las primeras pólizas en la historia del seguro para la actividad acuícola, que aseguraron 2.711 toneladas de tilapia y trucha con incentivos por $370 millones.

Dairo Estrada (Presidente de Finagro).

 Agricultura & Ganadería

(Redacción Local – Martes 4 de enero de 2021).- Un balance optimista y muy superior a los programas de créditos proyectados para el año 2020 presentó el Presidente del Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), Dairo Estrada, al  cierre de la vigencia anterior.

El funcionario dijo que en lo corrido del año pasado, se colocaron créditos por $21,7 billones, cifra superior a lo estimado en el Plan Indicativo de Crédito del 2020 ($18,5 billones), y se prevé que las colocaciones del crédito Finagro cierren el año alrededor de $23,4 billones. Destacó que estos créditos colocados apalancaron inversiones por un total de $38 billones de pesos.

En diálogo con este informativo, Estrada presenta una radiografía sobre la gestión que realizo en 2020.

AGRICULTURA & GANADERÍA: ¿Qué aportes realizó su entidad al sector productivo que representa durante este año?

 DAIRO ESTRADA: El Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro) es una entidad que promueve el desarrollo del sector rural colombiano, atendiendo las necesidades de acceso a instrumentos financieros, en condiciones de fomento. Además, es el socio estratégico del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural en la implementación de la política pública de crédito agropecuario y gestión de riesgos agropecuarios.

En el 2020, la economía mundial, regional y colombiana se vio ampliamente afectada por diversos factores que incidieron no solo en las operaciones de los intermediarios financieros (tradicionales y no tradicionales), sino también en el acceso y uso de productos financieros por parte de los productores agropecuarios. A pesar de la pandemia ocasionada por el COVID-19, el sector agropecuario mantuvo su ritmo productivo y el financiamiento ha estado a disposición de los productores, de ahí que las colocaciones de crédito agropecuario y rural presentaron una tendencia favorable. Como se evidencia en la Gráfica 1, el saldo de la cartera en sus diferentes fuentes (redescuento, sustitutiva y agropecuaria) incrementó en términos reales en un 10% al compararse con las cifras del 2019, y mantiene un comportamiento positivo.

Gráfica 1. Cartera Finagro (noviembre 2020)

Fuente: Finagro 2020

En lo corrido del año, se han colocado créditos por $21,7 billones, cifra superior a lo estimado en el Plan Indicativo de Crédito del 2020 ($18,5 billones), y se prevé que las colocaciones del crédito Finagro cierren el año alrededor de $23,4 billones. Se destaca que estos créditos colocados apalancaron inversiones por un total de $38 billones de pesos.

En línea con lo anterior, y como se evidencia en la Gráfica 2, las colocaciones de crédito aumentaron en las tres carteras de Finagro: Redescuento en 77%, Sustitutiva 18% y Agropecuaria en 190%. Esta dinámica permitió, en el marco de las medidas adoptadas por la Superfinanciera, que se diera alivios a los deudores por la emergencia y que se financiara a los campesinos en los momentos más críticos de la pandemia. El resultado: Finagro alcanzó su récord histórico en colocaciones de redescuento.

Gráfica 2. Colocaciones de crédito a noviembre (Valor en $ miles de millones)

Fuente: Finagro 2020.

Se destaca que de los $21,7 billones colocados a noviembre de 2020, $7,2 billones estuvieron dirigidos al eslabonamiento de producción, de estos $4,8 billones corresponden a la producción primaria (siembra y mantenimiento de cultivos y producción pecuaria). De igual manera, de las líneas de crédito destinadas a la producción primaria, la participación del pequeño productor es dominante.

De otro lado, a través de las LEC (Líneas Especiales de Crédito), hasta noviembre se colocaron $1,5 billones en crédito con subsidio a la tasa de interés y un valor de subsidio comprometido de $141 mil millones que promueve el desarrollo de la población rural colombiana. Sumado a lo anterior, en relación con los últimos tres años, en el 2020 se presentó un aumento significativo en las operaciones del Fondo de Microfinanzas Rurales, las cuales van dirigidas a financiar el Capital de Trabajo requerido en las unidades económicas de pequeños productores agropecuarios o microempresarios rurales.

Tabla 1. Operaciones Líneas Especiales de Crédito (LEC 2020).

LEC Número de operaciones Valor del Crédito
($millones)
Valor del subsidio
($millones)
Sectores Estratégicos 26.284  597.053  60.821
Colombia Agro Produce 30.205  572.336  50.000
A Toda Máquina 4.164  152.080  16.279
El Campo No Para Emergencia 2.525  99.837  9.177
Agricultura Por Contrato 454  35.705  1.408
Retención De Vientres 348  25.635  2.992
Reactivación Económica 122  3.422  174
Inclusión Financiera 250  1.337  100
Comunidades Negras 63  946  175
Sostenibilidad Pecuaria y Acuícola 11  211  30
Bioseguridad y Control Enfermedades 1  200  36
Actividades Complementarias Cafeteros 16  192  7
Compra De Tierras 2  61  14
Total 64.445 $ 1.489.016 $141.213

Fuente: Finagro 2020

Finalmente, durante lo corrido del año 446.158 beneficiaros obtuvieron crédito registrado en Finagro; de estos, el 23% son beneficiaros nuevos, es decir, que no habían solicitado crédito en Finagro durante los últimos 5 años.

Otros instrumentos financieros

Incentivo al Seguro Agropecuario: El seguro agropecuario ha tenido una dinámica de crecimiento muy importante en el país en los últimos años. Mientras que el área asegurada en 2010 no superaba las 35 mil hectáreas, a cierre de noviembre de 2020 se alcanzaron cerca de 145 mil hectáreas aseguradas y una inversión protegida de $ 827 mil millones. Adicionalmente, en 2020 se registraron las primeras pólizas acuícolas para 2.711 toneladas de tilapia y trucha. Se destaca que, de los 7.759 productores beneficiados entre enero y octubre de 2020, el 55% se aseguró por primera vez. Adicionalmente, con el apoyo del Incentivo al Seguro Agropecuario, que permite cubrir el valor de la prima de un pequeño productor hasta por el 90%[1], se han protegido durante este año $1 billón en inversiones.

Fondo Agropecuario de Garantías: A noviembre de 2020 se respaldaron créditos por $3 billones en beneficio de 255.781 proyectos productivos, con garantías por $2,1 billones. Destaca que los pequeños productores son lo más beneficiados por las garantías expedidas (96% en número y 80% en valor).

A&G. ¿Cómo enfrentó su gremio, y los productores de su sector, la crisis que generó el COVID-19?

D. E.: Finagro, como institución financiera y en el marco de la política de financiamiento del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, apoyó a los productores del sector agropecuario mediante la disponibilidad permanente de crédito y de las herramientas de apoyo: Fondo Agropecuario de Garantías, Líneas Especiales de Crédito e Incentivo al Seguro Agropecuario, que les permitieron obtener recursos para afrontar la crisis derivada del COVID-19. En este sentido, entre enero y noviembre de 2020, el 52% de las operaciones de crédito se destinaron para actividades relacionadas con capital de trabajo, seguidas por normalización de cartera (28%) e inversión (20%).

Lo anterior indica que los productores usaron el financiamiento principalmente para hacer frente a los costos requeridos para la explotación de la unidad productiva y para modificar las condiciones de sus obligaciones financieras, lo que permitió evitar situaciones de desfinanciación, quiebras o cierres de unidades productivas.

Particularmente, entre enero y noviembre de 2020, los sectores con mayor crecimiento en cuanto a número de colocaciones fueron Caña de azúcar, Unidad Campesina, Turismo rural, Actividades Complementarias, Ganado Doble Propósito, Ovinos Caprinos, Forestal, Plátano, Arroz y Papa.

Otro tema importante es el seguro agropecuario, pues este instrumento de transferencia de riesgo permite proteger las inversiones de los productores del sector agropecuario ante eventos climáticos, geológicos y biológicos. En la pandemia por el COVID-19 los recursos del Incentivo al Seguro Agropecuario, se mantuvieron y se encontraron disponibles para que los productores puedan sufragar la prima de la póliza más fácil y estar protegidos, y en caso de que se materialice alguno de esos eventos, recibir la indemnización que les permita reactivarse o pagar la deuda con el banco.  En las pólizas agrícolas, los cultivos más representativos fueron arroz, caña de azúcar, plantaciones forestales, banano y maíz.

Por concepto del Fondo Agropecuario de Garantías, entre enero y noviembre de 2020, se respaldaron créditos por $3 billones que beneficiaron a 255.781 proyectos productivos, con garantías por $2,2 billones. De las garantías expedidas por número y valor los pequeños productores se beneficiaron del 96% y 80%, respectivamente.

A&G: ¿Cómo resume el trabajo social de su entidad en beneficio de los productores de su gremio?

D. E.: Finagro, como banca de desarrollo, complementa su oferta mediante una estrategia de servicios no financieros con el objetivo de fortalecer las capacidades técnicas tanto para el personal de las entidades de los sectores financiero, solidario y de las microfinanzas, como de los productores agropecuarios.

De destacan los siguientes programas, con sus resultados:

Programa de educación financiera. Logramos transferir la metodología de educación financiera a ocho (8) Entidades Financieras en las que dejó capacidad instalada y la posibilidad de réplica de la metodología con sus clientes o beneficiarios del crédito. Finagro capacitó de manera directa cerca de 3.000 beneficiarios (53% mujeres). Otro de los logros del programa fue virtualizar la metodología para llegar a más productores agropecuarios.

Metodología de Crédito Agropecuario. fortalecimos las capacidades de los asesores de crédito de 27 entidades financieras para mejorar el proceso de colocación de crédito agropecuario. Esta capacitación era presencial y este año logramos virtualizarla, lo que nos permitirá una reducción en los costos en un 48%.

Red Nacional de Entidades Financieras para la generación de Marcos de Referencia Agroeconómicos (AgroGuía). En Finagro consolidamos, centralizamos y analizamos la información reportada por las entidades financieras sobre los productores agropecuarios: los costos de producción, ingresos y rendimientos de la actividad. La Red, además de proveer información, genera sinergias entre entidades financieras con el fin de producir, validar y compartir información sobre los sistemas de producción agropecuarios, acuícolas y forestales.

Esta iniciativa obtuvo dos reconocimientos: (i) Tercera Edición del Reconocimiento a las Buenas Prácticas de Desarrollo Sostenible por su contribución al cumplimiento del ODS 1 – Fin de la Pobreza – otorgada por Pacto Global Red Colombia y la Cámara de Comercio de Bogotá; (ii) “Acercando la banca a los colombianos” otorgado por Asobancaria y la Universidad EAN, en la categoría de Sostenibilidad Dimensión Económica por su impacto en el acceso a crédito por parte de los pequeños productores.

Equipo Territorial de Finagro. Focalizó su actividad en la socialización de la información comercial de Finagro a la población con mayores dificultades en el acceso al crédito agropecuario, por tal motivo, toda la estrategia se centró en los pequeños productores, mujeres rurales, asociaciones de pequeños productores y víctimas del conflicto armado, haciendo un mayor énfasis en municipios PDET y ZOMAC.

Unidad de Gestión de Riesgos Agropecuarios. Se fortaleció el relacionamiento con los gremios de la producción mediante el desarrollo de mesas técnicas, en lo referente a la gestión de los riesgos inherentes del sector y la importancia del seguro agropecuario. Además, se trabajó en la articulación con las Secretarias de Agricultura para contar con un Incentivo al Seguro Agropecuario complementario.

Estrategia comercial de Finagro. Se basó en el relacionamiento con los intermediarios financieros, beneficiarios y aliados para la socialización del Portafolio de servicios de Finagro y el acompañamiento permanente en el desarrollo de los planes de cada uno de estos actores. Con el fin de que mejoraran su conocimiento, la gestión y venta del portafolio de servicios de Finagro.

Tabla 2. Actividades fueron las desarrolladas con intermediarios financieros en el 2020

Actividades Número
Publicación en página web y envío de Circulares e infografías a intermediarios financieros. 64
Comités con intermediarios financieros. 4
Jornadas de promoción de productos y divulgación de portafolio Finagro con Cooperativas financieras. 313 actividades comerciales con 20 Cooperativas.
Jornadas de actualización a equipos comerciales, apoyo en el desarrollo de nuevos productos, promoción del portafolio y acompañamiento en la implementación.  

1.518 actividades con 21 intermediarios financieros.

Adicional al trabajo de divulgación que se hizo con intermediarios financieros, se desarrollaron actividades con gremios de la producción interesados en promover el crédito agropecuario desde el nivel central, como se observa en la Tabla 3.

Tabla 3. Actividades con Gremios y canales de comunicación de Finagro

Actividades Número
Envío permanente de circulares; actualización de información; Sesiones educativas en las que se aplicaba la circular al gremio; Envío de infografías explicativas con las condiciones financieras de las Líneas Especiales de Crédito con el fin de asegurar la distribución de la información a los productores a través de los canales de comunicación de los gremios. 20 gremios: Fenalce, Fedepapa, Fedearroz, Fedeacua, Fedecacao, Asocaña, Fenavi, Fedepanela, Fedepalma, Asocolflores, Fedegan, Red cacaotera, Asohofrucol, PorkColombia, Confederación Cauchera, Fedepasifloras, Procaña, Fedecafe, Augura, Corpohass.

 

Socialización del portafolio de servicios a través de los canales institucionales. Línea gratuita nacional.

Aplicación móvil Finagro APP.

Correo electrónico institucional finagro@finagro.com

Página web www.finagro.com.co.

twitter @Finagro

Facebook

LinkedIn

Red digital del MADR.

A&G.: ¿Cuáles fueron los aportes técnicos e innovadores que realizaron este año para impulsar la productividad del sector que representa?

D. E.: Como aportes innovadores para la productividad, este año Finagro continuó ampliando los canales de acceso al crédito de fomento a través de las Cooperativas (19) y entidades microfinancieras (4) por medio del Fondo de Microfinanzas Rurales. Se destacó la vocación de estas entidades hacia el pequeño productor ubicado en zonas rurales y rurales dispersas, por su naturaleza regional y amplio conocimiento de sus clientes apoyaron la colocación de créditos y microcréditos a población que usualmente la banca tradicional no atiende. Como resultado, las colocaciones de estas entidades se concentraron en un 70% en pequeños productores.

Otro de los aportes técnicos innovadores tiene que ver con la mencionada Red Nacional de Entidades Financieras para la generación de Marcos de Referencia Agroeconómicos (AgroGuía) que aportó al sector en la generación de información agroeconómica con 125 Agroguías, de las cuales 39 son para productos pecuarios y 86 agrícolas. Estas se pueden encontrar en la página web de Finagro y durante el 2020 se generaron 3.496 visualizaciones y 6.702 descargas.

Asimismo, se resalta que, gracias al trabajo de Finagro, se aumentó la oferta de modelos de aseguramiento disponibles como el seguro pecuario y el seguro acuícola. Se registraron las primeras pólizas en la historia del seguro para la actividad acuícola, que aseguraron 2.711 toneladas de tilapia y trucha con incentivos por $370 millones. Otro aspecto relevante fue el desarrollo de seguros articulados con la banca como: “Mi Siembra Protegida” de Bancamía, el piloto de Banco Agrario con Mapfre y Previsora, y el seguro paramétrico con Crezcamos y HDI Seguros.

Por último y con el apoyo de la Cooperación internacional, logramos canalizar recursos que apoyaron el fortalecimiento de varios proyectos de impacto para Finagro. Menciono algunos de los más relevantes.

La Agencia Francesa de Desarrollo nos apoyó en la revisión y el ajuste de nuestro modelo de análisis a entidades vigiladas por la Superintendencia de la Economía Solidaria y aquellas no vigiladas.

Con los recursos de la Embajada de Canadá virtualizamos el programa de educación financiera para el manejo del crédito agropecuario.

La Iniciativa Finanzas Rurales de USAID apoyó el proceso de implementación de pagares inmateriales en el registro de las operaciones de crédito con el fin de hacer más eficiente y rápido el proceso.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) nos apoyó en la realización de un estudio que nos permitió identificar y cuantificar el crédito no bancario que se oferta a través de casas de agroinsumos, con el fin de ampliar los canales de dispersión de crédito de fomento.

El Fondo Verde del Clima (GCF por sus siglas en inglés) aprobó recursos para apoyar a Finagro en el proceso de acreditación para que Finagro acceda en el mediano plazo a recursos que     le permitan fondear la mitigación y adaptación al cambio climático en el campo colombiano.

A&G.: ¿Qué resultados productivos logró su sector en este año?

D. E.: Durante 2020 Finagro avanzó en el desarrollo y mejora de sus productos. En este sentido se destacan los siguientes logros:

  • Se redujo la tasa de redescuento para el microcrédito y se implementaron operaciones de redescuento global con el FAG, generando un efecto positivo en el otorgamiento de crédito.
  • Producto de la inclusión del destino de crédito Capital de Trabajo Unidad Productiva Campesina en la LEC Colombia Agro Produce, se evidenció un aumento en el valor y en el número de los créditos otorgados a partir de junio de 2020. Esto indica que pequeños productores accedieron a créditos en mejores condiciones, con tasas aproximadamente del 3% e.a.
  • En cuanto a las LEC, destacó una mayor participación de los intermediarios financieros en este instrumento.
  • En cuanto a inclusión financiera destacó que:
    • 19 cooperativas se habilitaron para registrar operaciones de redescuento con Finagro.
    • Se cuenta con ocho (8) entidades registrando operaciones de microcrédito.
    • Se fortaleció el Fondo de Microfinanzas Rurales con recursos del patrimonio de Finagro.
    • Para octubre de 2020 el indicador de acceso fue de 45%, es decir que, de los 1.746.698 productores agropecuarios en Colombia (según la GEIH), 794.617 son beneficiarios vigentes de la cartera Finagro. El número de beneficiarios de la cartera de Finagro es en su mayoría pequeños productores, y, por lo tanto, estos tienen la mayor participación en el Indicador de Acceso.
  • Respecto al seguro agropecuario, se encuentran disponibles nuevos modelos de aseguramiento para otras actividades que no han tenido seguro. Con apoyo de Finagro se vincularon dos nuevas compañías: HDI y AXA Colpatria, para un total de ocho compañías en el mercado asegurador agropecuario, lo que trae una mayor y mejor oferta para atender las necesidades de los productores.

A&G: ¿Cuáles fueron los hechos más sobresalientes que golpearon o beneficiaron a su sector?

D. E.: Sin lugar a duda la situación derivada por la pandemia a causa del COVID-19 fue un hecho sobresaliente que impactó la dinámica económica y social del mundo. En lo referente al sector agropecuario colombiano los efectos de esta situación variaron significativamente por cadena, pues el efecto es distinto si se trata de actividades destinadas a la exportación, que dependen de la importación de insumos, que requieren transporte aéreo, marítimo o terrestre para la venta de sus productos, o que son intensivas en uso de mano de obra.

De acuerdo con los análisis realizados al interior de Finagro, la principal afectación se dio en la comercialización y transporte de la producción a los principales centros urbanos. Al respecto, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) manifestó que el aislamiento obligatorio generó una disminución en el consumo de los hogares y un menor precio pagado a los agricultores (debido a que los intermediarios pagaban precios por debajo de los márgenes de recuperación de la inversión, por el riesgo del desplazamiento hacia las Centrales de Abastos)[2].

A pesar de lo anterior, se destacó que a lo largo del año no se dejaron de otorgar créditos para financiar actividades rurales y agropecuarias. El comportamiento de la cartera en el 2020 estuvo fuertemente marcado por la llegada del COVID-19 a Colombia. Así, la Superintendencia Financiera estableció alivios a la cartera en sus circulares 007, 008 y 014. En el marco de estas medidas para aliviar a los deudores por la emergencia, el Banco Agrario de Colombia realizó una campaña masiva de normalización para el pequeño productor de modo que para el 2020 la normalización superó la tendencia en $1,68 billones.

Por su parte, la banca privada uso de forma atípica lo recursos de redescuento para evitar tener problemas de liquidez en los meses de abril y mayo ($900 mil millones por encima de lo esperado), y en los meses siguientes retornó a sus promedios ordinarios.

En el 2020, resultado de la emergencia sanitaria, se contó con mayor disponibilidad de recursos para las líneas especiales de crédito con respecto a años pasados, situación que incrementó el crédito de redescuento. En 2020, con corte a octubre se ejecutaron $135 mil millones para subsidios (asociados a desembolsos por $1,4 billones) mientras que en el 2019 se ejecutaron $109 mil millones para subsidios (asociados a desembolsos por $1,06 billones).

El crecimiento en la expedición de garantías respondió a una mayor demanda de cubrimiento del riesgo en un momento de incertidumbre por la crisis generada. Mediante la Resolución No. 8 de 2020 se creó el Programa de Garantías ante la Emergencia, con el fin de atender los efectos adversos generados a la actividad agropecuaria por el COVID-19 para pequeños y medianos productores. Este programa se destinó para cubrir los créditos otorgados bajo la LEC el Campo no Para.

Se expidió el Decreto 573 de 2020 que estableció dos beneficios para las garantías del FAG en el marco de la emergencia:

  • Exclusión del pago del IVA por parte de los productores.
  • Tarifa de retención en la fuente por el pago de las comisiones del 4%.

A&G: ¿Qué proyecciones tienen para el próximo año (2021)?

D. E.: Para 2021 las expectativas en lo referente a la economía colombiana son mixtas debido a la coyuntura de alta incertidumbre ocasionada por la pandemia. Para el sector agropecuario, el grupo de Investigaciones Económicas de Bancolombia prevé un crecimiento del 5,5% al cierre de 2021. Otras proyecciones coinciden en que el sector sería uno de los que se mantendría en terreno positivo tanto al cierre de este año, como en el año que viene.

Con base en la dinámica macroeconómica y del crédito agropecuario y rural en 2020, y las perspectivas para 2021, se estima que las colocaciones del próximo año se ubiquen en el rango entre los $23,4 y $26,2 billones.  Teniendo en cuenta que las dinámicas de demanda crediticia que se presentaron durante el 2020 fueron atípicas (aumento de la demanda del redescuento por parte de la banca privada, aumento en las normalizaciones, especialmente del pequeño productor, y mayores recursos de subsidio para las líneas especiales de crédito) se pronóstica una colocación total de $23,8 billones.

Partiendo del supuesto que el comportamiento del crédito en los meses de septiembre y octubre ha vuelto a su senda de largo plazo, se espera que el pequeño productor se mantenga en su posición protagónica dentro de la cartera de redescuento proyectada para el 2021.

Por otro lado, se pronóstica que los intermediarios financieros vigilados coloquen microcréditos por $164.732 millones y que en el Fondo de Microfinanzas Rurales se realicen operaciones por un total de $4.420 millones. Por lo anterior, se espera en 2021 colocar microcréditos por un total de $169.152 millones.

Otros instrumentos financieros

  • Incentivo al Seguro Agropecuario: A partir del estimativo del cierre del año 2020 y de la tendencia del comportamiento de la prima, se tiene previsto para el año 2021 llegar a las 174 mil hectáreas con los recursos preliminares que mencionó el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

El Incentivo al Seguro Agropecuario debe ser un instrumento de política pública permanente en nuestro país ya que posibilita la protección de los productores agropecuarios ante los eventos naturales que afectan su actividad, especialmente los más vulnerables de escasos recursos mediante los seguros inclusivos los cuales venimos apoyando desde Finagro.

  • Fondo Agropecuario de Garantías: Según las últimas proyecciones financieras de Finagro, se estima que la contribución de la entidad al FAG sería de $47 mil millones, el 25% de las utilidades de la entidad. En lo referente al crédito garantizado para 2021; se proyecta crédito por $2,62 billones.

1- Este porcentaje depende del tipo de productor y el cumplimiento de algunas condiciones establecidas por el MADR

2- Rodriguez, A. (2020). Campesinos colombianos afectados por el COVID-19. Universidad del Bosque. Recuperado de: https://www.unbosque.edu.co/centro-informacion/noticias/campesinos-colombianos-afectados-por-el-covid-19

DEJE UN COMENTARIO