Del marañón, el bosque seco tropical y Asomarcar

COMPARTIR
Foto Cortesía: Chicanoticias.

* NOTA: Las opiniones expresadas en esta publicación no necesariamente reflejan el pensamiento de www.agriculturayganaderia.com y son responsabilidad exclusiva de quien las emite y/o de su actor.

Por: Miguel Ángel Lacouture Arévalo / Autor Invitado

Agricultura & Ganadería

(MALA – Sábado 12 de septiembre de 2020).- El cultivo del Marañón como la oportunidad para recuperación del Bosque Seco Tropical en la Región Caribe Colombiana llego a mi conocimiento hace más de tres años, desde entonces junto con un grupo de Empresarios del Campo del Cesar, en principio, iniciamos la cruzada de vender sus bondades y ventajas de su cultivo y crear una asociación que nos agrupara dadas las altas posibilidades de esta novedosa empresa entre nosotros de penetrar en el mercado nacional y mundial que brindará la posibilidad de convertirnos en el futuro en un fuerte jugador por el entorno territorial y la potencialidad de  la zona en la que se desarrollará nuestro proyecto.

En el camino que emprendimos sea la oportunidad de recordar la gran colaboración decidida por demás, de personajes que han dedicado gran parte de su vida a este Agronegocio desde  el desarrollo tecnológico y biotecnológico, gracias a la participación del dr. Javier Hernando Orduz, dr. Cesar Baquero, que nos visitaron y nunca abandonan en la consecución de los fines de la asociación, Esmeralda González Bechara y su Bendito Marañón, Marcela Charry, Absalón y más de 70 asociados que creyeron en esta propuesta, a mediano plazo si la logramos hacer  realidad material traerá beneficios a toda la región norte del país y en el muy corto plazo agremiarnos bajo un paraguas único de la Federación que nos permita posicionar este Agronegocio, estoy seguro que este es el cultivo de nuestras tierras y que debe, debe ser, el que más áreas ocupe en los departamentos del Cesar, Guajira y Magdalena sobre todo en aquellas zonas que fueron objeto de depredación con el cultivo del algodón en las décadas finales del siglo anterior.

Hoy ya es una realidad Asomarcar, Asociación de Marañoneros del Caribe, con más de 70 asociados que aceptaron el reto de recuperar nuestros campos y con ello traer Desarrollo Rural con la comercialización de su fruto, sea la Nuez meramente o La Almendra simplemente tostada, su transformación artesanal en leches, mantequillas, Snack y sus variadas posibilidades de transformación industrial, así también el gran reto de la utilización del Pseudofruto o Manzana que hoy en gran parte su producción es subutilizada, desperdiciando allí quizá la mayor de las oportunidades, con un poco de creatividad se puede generar una gran fuente de ingresos a nuestros Empresarios del Campo.

Señores, cumplimos con la parte formal de nuestra propuesta, ahora viene lo fino, el material genético para hacer  de nuestra zona la realidad de su potencialidad  en este Agronegocio, es nuestra gran talanquera para empezar, hoy es necesario la creación y puesta en marcha de Viveros Certificados que garanticen la transmisión de las calidades y cualidades genéticas de nuestras variedades, acá es donde encuentran la génesis del fracaso la gran mayoría de los emprendimientos en los cultivos de tardío rendimiento como este, capaces de producir para cubrir la gran demanda que se avecina de plantas para iniciar el cultivo, se hace necesario desde ya una directriz franca de apoyo por parte de la institucionalidad, Ministerio de Agricultura , Comercio, Agencia de Desarrollo Rural, de Tierras, de Renovación de Territorios, ICA, Agrosavia, Finagro, Banco Agrario y Banca de operadores de crédito Finagro y colocadores financieros enfocados en el sector agropecuario , es inminente y conveniente el respaldo a empresarios privados, por regla general Empresarios del Campo, en el desarrollo de esto emprendimientos que sin dudarlo un ápice son de interés Nacional, Regional, Departamental y Municipal, lo cual requiere igualmente la enérgica participación de las administraciones de los entes territoriales, es la oportunidad de reverdecer y asegurar el futuro de buena parte de nuestra ruralidad que tanto clama por un Agronegocio seguro y rentable, acá esta.

Nuestras tierras por fin tienen una oportunidad de un emprendimiento autónomo que permitirá sacar en el mediano plazo a pequeños empresarios del campo de la economía de mera subsistencia y hacer de sus tierras una real fuente de ingresos suficientes para llevar una vida más allá de lo meramente digno.

Señores, la historia está llena de soñadores, creo que podemos hacer parte de ella si logramos cristalizar esta idea que hoy tiene todo el soporte formal para caminar.

* Miguel Ángel Lacoutre Arévalo, Práctico en Desarrollo Rural y Agropecuario. @lacoutu

DEJE UN COMENTARIO