AGRO 2020: El ICA le cumplió al país y continua con el trabajo “Juntos por el Campo”

COMPARTIR
Foto Cortesía: ICA.

* “Este año superamos los obstáculos por la situación de la pandemia y con orgullo puedo asegurar que contribuimos para consolidar un campo con legalidad, emprendimiento y equidad porque los 365 días trabajamos juntos por el campo”: Deyanira Barrero León, Gerente General del ICA.

Deyanira Barrero León (Gerente General ICA).

Agricultura & Ganadería

(ICA – Jueves 31 de diciembre de 2020).- El 2020 es un año que pasará a la historia de la humanidad y para nosotros como colombianos y como ICA también será único.   Somos una entidad que desde septiembre de 2018 iniciamos una transformación, hemos modernizando procesos, actualizado normas para alcanzar estándares de calidad y competitividad en el mundo, simplificamos trámites gracias a los sistemas en línea, a nuevas plataformas y a la virtualidad.   Pero ante todo estrechamos lazos con los pequeños, medianos y grandes productores agropecuarios, con entidades públicas y privadas.  De esta manera, conformamos equipos en lo local, en las regiones, en lo nacional y también en el ámbito internacional para lograr resultados contundentes y positivos que permitan avanzar y fortalecer el campo colombiano y por ende generar bienestar y progreso en las personas que trabajan en la cadena de producción primaria para brindar productos sanos y aptos para el consumo humano.

En el marco del Pacto por el Emprendimiento, la Formalización y la Productividad, y la línea Campo con Progreso del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2022, que busca dinamizar y desarrollar la productividad del sector rural en el país, con el propósito de mejorar las condiciones de los productos agropecuarios para su acceso a los mercados externos, impulsar el aprovechamiento de los acuerdos comerciales suscritos por Colombia y fomentar las exportaciones de productos no tradicionales, se gestionó un plan integral de admisibilidad sanitaria y fitosanitaria y una estrategia de diplomacia sanitaria, obteniendo durante el año 2020 el acceso sanitario de 18 productos agropecuarios (7 productos agrícolas y 11 productos pecuarios) en 10 países. De los mercados abiertos, cabe resaltar el de aguacate Hass hacia Japón y China, con exportaciones de aproximadamente 209.000 y 168.000 Kilogramos, respectivamente, durante la vigencia 2020.

 AGRICULTURA & GANADERÍA: ¿Qué aportes realizó su entidad al sector productivo que representa durante este año?

 DEYANIRA BARRERO LEÓN: El 2020 arrancó con excelentes noticias para el sector pecuario gracias a la recuperación del estatus sanitario del país como libre de fiebre aftosa con vacunación.   El pasado 5 de febrero la Organización Mundial de Sanidad Animal, OIE, nos entregó esta certificación y de esta forma se abrieron nuevamente las puertas para comercializar nuestros productos cárnicos en el mercado internacional.

Este reconocimiento fue producto de un trabajo liderado desde el Gobierno Nacional en cabeza del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, con el apoyo del gremio ganadero, los productores y nosotros desde el ICA como autoridad sanitaria de Colombia

 Complementamos esta buena noticia con la aprobación en el mes de junio por parte de la OIE, de una estrategia para regionalizar o zonificar el territorio, de tal forma que, en caso de un nuevo brote de fiebre aftosa, solo se pierda el estatus sanitario en la zona de ocurrencia.   Estos hechos y por supuesto los positivos resultados en el primer ciclo de vacunación contra la esta enfermedad, en el que alcanzamos el 98 % de bovinos y el 99% de bufalinos de la población total, nos colocó en la senda exportadora.

Fueron levantadas las restricciones en los mercados internacionales para nuestra carne bovina, como en el caso de Rusia, que es a donde está siendo despachado el mayor volumen, al 30 de octubre, alrededor de 4568 toneladas. Tenemos otros mercados recuperados y habilitados como Jordania, Emiratos Árabes, Egipto, Arabia Saudita, Libia y Vietnam, entre otros países del Medio Oriente y Chile donde se han enviado 100 toneladas durante el mes de diciembre.

A&G: ¿Cómo enfrentó su gremio y los productores de su sector la crisis que genero el Covid 19?

D. B. L.: Esta pandemia significó un gran reto para todos. Como funcionarios tuvimos que demostrar la capacidad individual, y como grupo poner en marchar un plan de emergencia para atender todos los frentes, todas las necesidades de nuestros usuarios y de los productores agropecuarios de todo el país, protegiendo siempre la vida y siguiendo las indicaciones de bioseguridad expedidas por el Ministerio de Salud.

Antes del COVID -19, el ICA ya tenía una oferta de servicios en línea y fue el momento de promocionarlos al 100% para apoyar los trámites necesarios y continuar con la producción primaria.   Realizamos una amplia campaña de divulgación para que los productores se familiarizarán con todas estas herramientas virtuales que tenemos.    Con satisfacción puedo afirmar que el ICA no paró durante la pandemia y que apalancamos toda la producción agropecuaria para apoyar la seguridad alimentaria nacional, y se facilitó el comercio internacional del sector.  A pesar de las circunstancias nos acercamos a nuestros pequeños, medianos y grandes productores, para seguir trabajando juntos por el campo y respaldar a un país entero.

A&G: ¿Cómo resume el trabajo social de su entidad en beneficio de los productores de su gremio?

 D. B. L.: Aunque el ICA es la autoridad sanitaria y fitosanitaria del país, muchas de nuestras acciones van encaminadas a la prevención, a la educomunicación, al acompañamiento a ese pequeño y mediano agricultor y ganadero que tiene todas las ganas de crecer, que tiene la intención de hacer su trabajo de la mejor manera y producir alimentos sanos, de calidad y aptos para el consumo humano.

Entonces realizamos un trabajo constante para aumentar el registro de predios, como primer paso de este acercamiento entre el ICA y el productor. Con ese registro podemos hacer periódicamente la inspección, vigilancia y control de plagas y enfermedades.

Otro tema bien importante es la implementación de las Buenas Prácticas Agrícolas y Ganaderas; esta es una valiosa oportunidad de organizar el predio y la producción, de obtener condiciones competitivas a la hora de comercializar los productos, y, además, de generar bienestar para los propietarios y trabajadores de los predios y sus familias.  Por tal motivo, el ICA promueve en todas las seccionales del país estos programas y de forma gratuita realizamos el acompañamiento, hasta que se logra la certificación de los predios en BPA o en BPG.  

 A&G: ¿Cuáles fueron los aportes técnicos e innovadores que realizaron este año para impulsar la productividad del sector que representa?

D. B. L.: En el Instituto, desde septiembre de 2018, iniciamos una transformación digital para prestar un mejor servicio al campo y a la agroindustria. Luego de una etapa de exploración con nuestros productores en julio de 2019, firmamos un acuerdo interinstitucional con la ANDI para trabajar en este cambio tecnológico y poder incluir elementos como la Analítica y Big data, la innovación abierta, los trámites digitales y en línea para facilitar los procesos que realizaban productores y empresarios.

Este primer proyecto de cocreación exigió poner en marcha un engranaje riguroso, y su resultado final fue la implementación de la plataforma SimplifICA que entregamos oficialmente al servicio de nuestros usuarios en el mes de julio del presente año, cuya primera tarea era mejorar los trámites para los usuarios dedicados a la industria de los alimentos para animales.

SimplifICA cumple con la política del Gobierno Nacional en el marco de la Cuarta Revolución Industrial, para una transformación digital y un estado ágil, en el que existan menos trámites y más competitividad.

SIMPLIFICA UN CASO DE ÉXITO – 10 GRANDES AVANCES DE SIMPLIFICA

 

 

1. Se modificaron y sistematizaron 22 trámites para el registro de productos, pasando de 338 días hábiles a un proceso en línea (80% automáticos y 20% en 15 días).

 

 

2. Se adoptó la política de cero papel y estado ágil, diseñando un sistema transparente, trazable, medible y usable en cualquier lugar de Colombia y del mundo.

 

3. Se modificaron y sistematizaron 14 trámites para el registro de empresas, pasando de 315 días hábiles a un proceso automático (0 días).

 

4. Se pasó de la notificación personal de actos administrativos en las oficinas del ICA en Bogotá a implementar la notificación de actos administrativos, a través de la plataforma y de correo electrónico.

 

5. Se evolucionó en los procesos de registro en los que intervenían 10 profesionales del ICA, a procesos en los que intervienen 3 profesionales, focalizando el recurso humano a las actividades de inspección, vigilancia y control.

 

 

6. Todos los trámites de SimplifICA se vincularon a una pasarela de pagos electrónicos, permitiendo que los pagos pasaran de consignaciones bancarias físicas a trámites digitales más rápidos.

 

7. Se eliminaron trámites y documentos innecesarios con el objetivo de facilitar el ejercicio de los productores agropecuarios y agroindustriales para que puedan competir con el mundo.

 

8. Se optimizaron los procesos internos de la entidad, garantizando el uso eficiente de los recursos y logrando ahorros de 11.750 horas/ hombre al año, pasando de un escenario de 15.164 horas a uno de 3.414 horas.

 

9. Tanto el ICA como los empresarios tendrán seguimiento y control de los resultados de los trámites en tiempo real, garantizando la trazabilidad en todo momento y sin intermediarios.

10. Se adoptaron certificados de venta libre electrónicos para exportar, pasando de 90 días a automáticos, o 3 días para aquellos con requerimientos especiales.

 

A&G: ¿Qué resultados productivos logró su sector en este año?

D. B. L.: El balance final del 2020 es bien interesante. Podemos destacar la apertura de destinos para frutas y vegetales frescos hacia mercados internacionales especializados y de alto valor. En lo que se refiere al aguacate Hass, en esta vigencia se exportaron cerca 62 mil toneladas a 20 países y se logró entrar a los mercados China y Japón, y ya estamos en la visita virtual con las autoridades sanitarias de Corea para la admisibilidad de este producto.

 En arándanos se sobrepasan las 300 toneladas exportadas a diferentes partes del mundo y se está buscando el acceso al mercado canadiense.

En materia de comercio internacional y debido a la pandemia, simplificamos los trámites con la recepción de documentos que tienen que ver con la importación y exportación de productos agrícolas, a través de los correos institucionales y de documentos escaneados; esto hizo que toda la dinámica comercial pudiera seguir fluyendo. Además de esto, establecimos un certificado fitosanitario de exportación de manera virtual con firma digital del inspector del ICA y un código QR para su verificación.

También hicimos un trabajo muy importante en todo el tema de diagnóstico remoto. En esto participaron las subgerencias de Protección Fronteriza y la de Análisis y Diagnóstico; se redujo los tiempos de diagnóstico en los puertos, aeropuertos y pasos de frontera, para poder atender de manera oportuna algún cargamento con la posible presencia de enfermedades o plagas cuarentenarias.

Y para finalizar quiero referirme al principal logro de la Oficina Asesora Jurídica del ICA por la expedición del primer Manual del Proceso Administrativo Sancionatorio.  Este es el resultado de un minucioso trabajo que busca, no solo sancionar, sino promover el respeto a la cultura sanitaria y fitosanitaria, generar prevención a la no infracción y crear conciencia sobre el mantenimiento de la sanidad e inocuidad en el campo.

Por medio de la Ley 1955 del 2019, se expidió el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad, cuyo objetivo es sentar las bases de legalidad, emprendimiento y equidad, que permitan lograr la igualdad de oportunidades para todos los colombianos.  En el marco de esta Ley, se definió en el Artículo 156 que, “El Estado es el titular de la potestad sancionatoria en materias sanitaria, fitosanitaria, de inocuidad y forestal comercial, y la ejerce, sin perjuicio de las competencias legales de otras autoridades, a través del ICA…”, lo que constituye un logro para la misionalidad del Instituto, pues por primera vez se dota a la entidad, de una prerrogativa legal que permite sancionar todos los eventos en los cuales se infrinjan las normas del ICA. Así mismo, el Artículo 157 de la citada Ley, establece que, “Las infracciones a que se refiere la presente ley, serán objeto de sanción administrativa por parte del Instituto Colombiano Agropecuario, sin perjuicio de las acciones penales y civiles a que haya lugar”. Por lo anterior, y con el fin de velar por la legalidad en el campo colombiano, surgió la necesidad de adoptar una herramienta que le permitiera a la entidad, unificar criterios para el ejercicio efectivo de la citada potestad sancionatoria y fortalecer el papel del ICA, como autoridad sanitaria y fitosanitaria del país. Es así, como a través de la Resolución 065768 del 23 de abril del 2020, el Instituto adoptó el Manual del Proceso Administrativo Sancionatorio (PAS). Mediante este manual, el ICA, como organismo de inspección, vigilancia y control, en aplicación de los artículos 156 y 157 de la citada Ley, ejerce la potestad sancionatoria en materia agropecuaria, para lo cual, podrá sancionar las infracciones y violaciones a las normas sanitarias, fitosanitarias, de inocuidad y forestal comercial y, en especial, a quienes desde la ilegalidad pongan en riesgo el estatus sanitario del país. Este significativo avance para la protección del estatus sanitario del país, se da como respuesta al sector productivo, que venía solicitando al ICA una mayor acción sancionatoria frente a la ilegalidad y a los incumplimientos de la normatividad sanitaria y fitosanitaria.

Este es el primer gran paso para que las sanciones vayan desapareciendo y, a cambio, se aumenten las posibilidades de negocios para el sector dentro y fuera de Colombia.   En nuestra plataforma SimplifICA tendremos un módulo online para realizar seguimiento a los procesos, esperamos esté listo en los primeros 4 meses del 2021.

Es importante resaltar que al finalizar el 2020 logramos la apertura de 18 mercados de productos pecuarios y agrícolas en 10 países.

A&G: ¿Cuáles fueron o son los hechos más sobresalientes que golpearon y o beneficiaron a su sector en este año?

D. B. L.: La verdad es que la unión hace la fuerza: productores, gremios, sector privado y público durante este 2020 trabajamos juntos por el campo y los resultados son magníficos. Por ejemplo, puedo citar el trabajo que realizamos con Porkcolombia donde pudimos autodeclarar 15 departamentos como libres de Aujeszky, donde se encuentra el 95% de producción porcina tecnificada del país y también mantener esta misma zona como libre de Peste Porcina Clásica, PPC.

También podemos destacar el trabajo que realizamos en el Centro Integrado ICA, Invima y Policía Fiscal y Aduanera – CIIIP – porque hemos luchado contra la ilegalidad y el contrabando, fenómenos que afectan mucho al sector agropecuario.  Tenemos 8 ejes para trabajar ubicados en zonas estratégicas como son: Cúcuta, Riohacha, Barranquilla, Arauca, Cali, Ipiales, Valledupar y Puerto Inírida, se ha logrado desarticular estructuras criminales dedicadas al contrabando de productos agropecuarios y el decomiso de productos perecederos.

A&G: ¿Qué proyecciones tiene para el próximo año 2021?

D. B. L.: Con relación al sector avícola, el país se ha mantenido libre de influenza aviar y Newcastle, por eso tomamos la decisión de solicitar la certificación como libres de esta última enfermedad ante la OIE; si logramos este reconocimiento podremos avanzar con la comercialización internacional de esta producción.

En materia de productos bovinos tenemos adelantados varios procesos de admisibilidad. En el caso de Perú, una delegación del SENASA estuvo en Colombia verificando el trabajo que se hizo en el programa de fiebre aftosa; con China, en conjunto con el INVIMA suministramos toda la documentación técnica y está pendiente las visitas que se esperamos sean a inicios del 2021; y Argelia, con quien se espera la formalización del acuerdo técnico para la revisión y aprobación final de los protocolos y requisitos que van a amparar las exportaciones

En el tema de Estados Unidos, el ICA presentó la documentación del programa de fiebre aftosa con todas sus modificaciones y la regionalización. Estamos pendientes de la visita de nuestros colegas de Aphis, y junto con la embajada, Procolombia y los productores, estamos gestionando para que sea posible durante el primer semestre 2021.

Identificar a cada animal del hato ganadero colombiano es imprescindible en la traza de las metas a futuro del sector para exportar y los dines, esas chapetas que se ven en las orejas de los bovinos colombianos, que son la cédula de cada animal, son el inicio del programa de identificación que, en el último año se ha orientado a la zona de frontera con Venezuela, por el riesgo sanitario existente y las recomendaciones internacionales generadas por la organización mundial de sanidad animal.

A la fecha en este territorio de frontera contamos 330.704 bovinos identificados, más no trazados. Estos animales están identificados en los departamentos de Arauca, en el Cesar, en La Guajira, en el Vichada y en el municipio de Cubará en Boyacá. Este trabajo se ha hecho durante los años 2019 y 2020. En los departamentos del interior del territorio hemos, también, dedicado recursos para la identificación orientados a las poblaciones que inicialmente ingresaron en el programa identifica y al mantenimiento; es decir: se identifican los nuevos nacimientos.

La población que actualiza esa granja, en ese hato ganadero. A la fecha en el interior del territorio, tenemos 91.456 bovinos identificados entre las vigencias del 2019 y el 2020.

La meta que tenemos es la recuperación de la trazabilidad y, en ese sentido, hemos trazado en conjunto con el Ministerio de Agricultura y Fedegan, como gremio representativo del sector, un plan de trabajo para ello. Está proyectado que para el primer semestre de mitad del año del 2021, el país pueda contar con la habilitación de las funcionalidades para la trazabilidad en la plataforma que actualmente se denomina como Sinigan.

DEJE UN COMENTARIO