Frigorífico Río Frío: una empresa colombiana que mira hacia la exportación

COMPARTIR
Frigorífico Río Frío. Foto Cortesía: CarneTec.

* La empresa de procesamiento cárnico, que tiene un total de 50 mil metros cuadrados, está ubicada en el municipio de Floridablanca, a solo pocos kilómetros al sur de Bucaramanga, capital del Departamento de Santandereana.

Por: Andre Sulluchuco / Autor Invitado

Agricultura & Ganadería

(CarneTec – Enero 4 de 2019).- El Decreto 1500 del año 2007 generó uno de los cambios más impactantes a la industria cárnica de Colombia, dado que obligó a plantas de sacrificio animal, de procesamiento, de deshuese y de exportación, junto con granjas y corrales de ganado, a actualizar cada una de sus operaciones. El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), entidad responsable por la medida, exigió modificaciones al transporte de animales vivos, manejo de materia prima, cortes y envasado de cortes frescos, refrigeración y congelación, entre otros.

En medio de este panorama intrigante es que nació la idea para el Frigorífico Río Frío, cuya construcción inició en 2008 y se enfocó, entre otras metas, con el cumplimiento de cada una de las normas del Decreto 1500.

La empresa de procesamiento cárnico, que tiene un total de 50 mil metros cuadrados, está ubicada en el municipio de Floridablanca, a solo pocos kilómetros al sur de la capital santandereana de Bucaramanga. La empresa tiene plataformas de recepción animal, permitiendo tanto el descargue gradual de ganado bovino y bufalino como el respeto por el bienestar animal.

“Damos una significante prioridad a todo lo que es genética, sanidad y manejo animal”, destaca el gerente general del Frigorífico Río Frío, Jorge Quintero Pimentel. “Es una parte integral de nuestras operaciones diarias”.

Además, la instalación incluye una planta moderna de producción de 3.385 metros cuadrados, que lleva a cabo todo lo relacionado con el noqueo y sacrificio animal, junto con el lavado y corte de canales bovinas.

También existe una sala de desposte de carne de mil metros cuadrados, cuyos operarios se desempeñan en el día a día para cumplir con normas de bioseguridad y la satisfacción del cliente.

Hoy en día, Grupo Éxito, Supermercados Olímpica, Grupo Nutresa, Búfalo Senta’o, PetroCasinos y Carnes Manzanares son solo algunos de los clientes que atiende esta empresa frigorífica dentro del territorio nacional.

“Nos hemos ganado un importante reconocimiento y posicionamiento al nivel comercial e institucional”, dice el Señor Quintero.

Habilitaciones

El Frigorífico Río Frío tiene como meta la obtención de habilitaciones para introducir sus productos en diversos mercados internacionales. La empresa cuenta hoy por hoy con certificación para realizar los procesos de exportación a Angola, Chile, Cuba, Curazao, Hong Kong, Irán, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Perú, Rusia, Venezuela y Vietnam.

Quintero manifiesta su esperanza que se abrirán futuras habilitaciones a lo largo de los próximos años. “Estamos trabajando para cumplir con las exigencias de muchos países, algunos que tienen protocolos bastante altos”, dice.

Esta iniciativa forma parte del Plan Estratégico Exportador, desarrollado bajo el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia (MINCIT) en el año 1999. El plan, según informa el ente nacional en su sitio web, busca fortalecer la producción colombiana y mejorar las condiciones de acceso de productos a los mercados internacionales.

Es así que, menciona el Ministerio, se establece como meta hacer de las exportaciones el motor de crecimiento de la economía, generando un mayor desarrollo para el país y mejorando la calidad de vida de los colombianos.

“El Frigorífico Río Frío está en el nivel sanitario más alto que tiene Colombia en la actualidad”, relata Jorge Quintero y, a raíz de esta situación favorable, “para el 2019, queremos estar presentes en por lo menos 10 países”.

Sacrificio animal

El Frigorífico Río Frío sacrifica un promedio mensual de 10 mil cabezas bovinas, que son mayormente de raza Brahman o Cebú, entre lunes a sábado. Esta actividad se lleva a cabo bajo un solo turno de 13:30 a 20:30 en su planta de procesamiento.

El ganado bovino, que proviene de fincas ubicadas por todo el departamento de Santander, se sacrifica a un promedio de 430 kilogramos (kg).

Estos animales, después de su arribo, se llevan directamente a los corrales donde están bajo los cuidados y supervisión de los veterinarios y especialistas del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) e INVIMA, quienes garantizan su bienestar antes de la etapa posterior de sacrificio.

Los operarios de la empresa utilizan un perno cautivo para penetrar el cráneo del animal, que está dentro de su cajón, provocando un estado inmediato de insensibilización. Los operarios posteriormente realizan el desangrado total del animal con una incisión en la vena yugular del cuello hacia el pecho, asegurando una muerte que sea tan veloz como segura.

Las canales bovinas después entran al área de pesaje donde los operarios confirman que el peso oscile entre 400 kg y 600 kg, informaciones que son registradas en su banco de datos.

Después, con la utilización de una sierra, los operarios cortan la canal en dos partes y aplican ácido láctico con el objetivo de prohibir cualquier brote de contaminación.

Las canales entran a las cámaras de refrigeración por 36 horas y a temperaturas entre 2,5°C y 3,2°C hasta comenzar el proceso de maduración.

El gerente general dice que “implementamos cada una de las medidas necesarias para elaborar un producto seguro e inocuo”.

Proyecto Pines

A partir del año 2017, el Frigorífico Río Frío también forma parte de las tres plantas de procesamiento de ganado bovino dentro del Proyecto PINES (Proyectos de Interés Nacional Estratégicos) para la Carne Bovina, bajo el Gobierno Nacional de Colombia.

El INVIMA informó en nota que el MINCIT trabaja de cerca con las plantas de procesamiento de carne bovina con respecto al fortalecimiento del sistema de inspección y verificación en plantas y la caracterización de peligros biológicos y químicos.

“El PINES trabaja como un conjunto para obtener la admisibilidad con el deseo de llegar hasta a los mercados más exigentes”, declara Quintero. “Una de nuestras metas es exportar carne bovina a Estados Unidos dentro de cuatro años”.

Bajo esta misma iniciativa está incluido el Comité Clúster Cárnico Bovino del Oriente (CCCBO), actualmente liderado por el Frigorífico Río Frío.

Las entidades del sector público y privado se unen, en este comité, para llevar a cabo diferentes responsabilidades dentro de la cadena productiva de la industria; algunos de éstos incluyen profundizar el conocimiento técnico y científico, desarrollar el mejoramiento genético en el sector primario, generar avances en financiación y fortalecer la promoción de la proteína roja.

“Nos hemos comprometido con esta causa porque queremos liderar la industria cárnica”, dice. “Miramos hacia atrás y hacia adelante de toda la cadena productiva”.

Procarnes

El Frigorífico Río Frío también se ejerce para aumentar el consumo de carne bovina dentro de toda la región metropolitana de Bucaramanga, mediante un plan llamado PROCARNES (Productores de Carne de Santander). Esta acción nació en el año 2017 a través del esfuerzo y alianzas estratégicas junto con empresas privadas de la industria cárnica de la mencionada región, como son el Frigorífico Vijagual, Fedegasan (Federación de Ganaderos de Santander), Transcarnes y ASOTGAN.

El Señor Quintero relata que cada empresa aporta sus propios recursos financieros para el desarrollo de campañas en medios digitales, radiales e impresos para así mismo cumplir con el propósito. “El dinero invertido va directamente a una agencia de publicidad que diseña y lanza toda la estrategia y las actividades”, dice.

Esta iniciativa, que conlleva una inversión anual de mil millones de pesos colombianos ($320 460 dólares) en Santander, también ofrece, vía las redes sociales y medios electrónicos, consejos útiles sobre la preparación, cocción y marinado de la carne y buenas prácticas higiénicas en la cocina.

“Por medio de cada una de nuestras iniciativas, queremos mostrar nuestro gran desempeño en la industria cárnica”, finaliza el Quintero. “Queremos trabajar en pro del consumidor con la mejor calidad, oferta y precio”.

En la gráfica: Jorge Quintero Pimentel (Gerente General del Frigorífico Río Frío) y parte de su equipo de trabajo. Foto Cortesía: CarneTec.

DEJE UN COMENTARIO