Los molineros también pagarán el precio

COMPARTIR

* NOTA: Las opiniones expresadas en esta publicación no necesariamente reflejan el pensamiento de www.agriculturayganaderia.com y son responsabilidad exclusiva de quien las emite y/o de su actor.

Por: Jorge Enrique Cubillos Caicedo / Autor Invitado

Agricultura & Ganadería

(JECC – Martes 13 de julio de 2021).- La molinería y especialmente los grandes empaquetadores y que venden al detal (retail -venta minorista) están felices. Pagándole a los agricultores el arroz a precios de huevo (qué vaina o qué ironía; el huevo que era un producto barato ahora está subiendo). Le digo a los arroceros ¡que no panda el cúnico! (que no cunda el pánico).

Hoy toda la molinería (Induarroz y Moliarroz) obra de manera aprovechada e insensible (desalmada) pagándoles a los productores de arroz, tal producto, a menos de lo que les cuesta importar de EE.UU., Perú y Ecuador (los reto a desagregar públicamente dichas cuentas).

Sí, hay una baja en los precios mundiales del arroz de exportación debido a la escasa demanda mundial y el alto costo del flete marítimo (sobre todo en el mercado asiático, v.gr. India).

¡A resistir y permanecer! Sé del esfuerzo de los arroceros por bajar día a día los costos de producción. Hay aspectos macroeconómicos (energía eléctrica, combustibles -gasolina, ACPM-, insumos -fertilizantes, plaguicidas, fungicidas, insecticidas-, maquinaria, capital de trabajo, tasa de interés, etc) que se les salen de sus manos.

Todos los dólares que dejamos de pagar por mayores importaciones de arroz (evitando un mayor déficit en la cuenta corriente o balanza de pagos, y por ende aumentando finalmente el déficit fiscal), es a costa del sacrificio del buen número de arroceros que producen con baja y mínima rentabilidad y algunos hasta con pérdidas. El gobierno tranquilo porque tiene feliz a Fedearroz, ya que apacienta la marrana del Col-Rice, gremio que aún le quedan años para regocijarse de la mutua ineficiencia y complacencia (Rafael Hernández se despedirá requetebién pensionado).

El día que el arancel sea cero para todas las partidas arancelarias del arroz en cualquiera de sus presentaciones (paddy seco, integral, blanco y partido), ahí sí la industria del arroz (molinería) los estarán buscando para que siembren y aumenten las áreas a cultivar y cosechar.

Señores grandes industriales del arroz y molinería en general: me consta que en el departamento del Meta están pagando a $105.000 la carga de 125 kgs, de Arroz Paddy Verde es decir a $840 kg. Deberían hacer una campaña promocional para que el pueblo colombiano consuma arroz a precio regalado o a precio de huevo. Hay gente en Colombia que no alcanza a consumir sus tres comidas diarias. Arroz con huevo o con cualquier otro complemento mitigaría tanta hambruna (70% de la población en verdadera pobreza).

Al gobierno le digo: el ciclo de los incentivos al almacenamiento debe cerrarse. Ahora debe choquear ligeramente hacia arriba con un apoyo de X pesos por kilo de arroz entregado y confirmado directamente para los agricultores según factura de venta o documento equivalente acreditada en el molino u operador debidamente autorizado en ciertas épocas de precios deprimidos (hay que innovar evitando demasiados gastos en los tramitadores – facilitadores y conminando que habrá acción penal con tanto inescrupuloso, avivato y habitual defraudador suplantador); la cifra del apoyo o subsidio sería equivalente a la que normalmente presupuestan para los anteriores incentivos al almacenamiento (aplicar el mecanismo primer llegado primer servido)

Hay hambruna en Colombia e increíble que dejen a los agricultores colgados de la brocha. Cuando hay producción concentrada debe ser sacada toda al mercado para suplir el abastecimiento a muy bajo costo para la población y que ésta reciba alimentos a precios muy económicos o bajos. Que se traduzca lo barato de las compras al agricultor con lo barato de las ventas al consumidor. Impedir monopolios y oligopolios. Cumplido el ciclo de bajos precios por exceso de oferta, pues normal que el precio se reacomode y suba.

Quienes almacenan cuando compraron a mínimos precios o cuasi irrisorios se benefician de la futura alza de precios y he ahí su beneficio. El concepto de seguridad alimentaria ha cambiado. Con la globalización hay flujo e intercambios comerciales permanentes. La oferta es amplia. ¡Cordial Saludo!

@CubillosJorge

1 Comentario